Si está inscripto en Medicaid, debe renovar su membresía una vez al año o perderá su cobertura.

Renuévela aquí

Consultas médicas

Las consultas con su doctor son de gran importancia para su salud y la de su familia. No espere a sentirse enfermo para visitar a su médico de atención primaria. Las consultas de rutina, incluso si se siente bien, lo ayudarán a mantenerse sano.

Un proveedor de atención primaria puede:

  • Asegurar que usted y sus hijos reciban todas las vacunas necesarias
  • Evaluar su presión arterial
  • Evaluar la salud de su corazón
  • Recomendar la realización de ciertos exámenes según su condición
  • Y mucho más

¿Por qué es importante que visite a su médico de atención primaria (PCP)?

  • Recibirá atención integral
  • Mejor manejo de sus enfermedades crónicas
  • Tendrá una mejor relación con su proveedor
  • Su historial médico será más claro
  • Disminuirá sus gastos médicos
  • Se realizará los exámenes de rutina todos los años
  • Podrá detectar problemas de salud tempranamente
  • Será referido a especialistas si es necesario
  • Disminuirá el número de hospitalizaciones y visitas al servicio de emergencias
  • Mejorará la comunicación con su proveedor

Pregúnteme 3 cosas

Es cuestión de hacer las preguntas correctas

Algunas personas odian las citas médicas. Incluso aquellas personas que no le dan mucha importancia pueden llegar a sentirse un poco ansiosas. ¿Por qué? Bueno, para empezar, seguramente no se sienta del todo bien. Precisamente por esa razón es que acude a la consulta. Puede que esté tan preocupado por su salud que no preste atención a lo que le están diciendo.

Además, los doctores manejan su propio lenguaje. Dicen palabras que jamás hemos escuchado y no tenemos idea de qué quieren decir. Pero a veces no les decimos que no estamos entendiendo, y salimos del consultorio con más preguntas de las que teníamos al llegar.

Cuando acude a un médico es o por una consulta de rutina o porque cree que hay algún problema. En caso de que exista un problema, querrá saber exactamente cuál es el problema y cómo solucionarlo.

Aquí tiene algunos consejos que le ayudarán a prepararse para su próxima consulta.

En una hoja, escriba el nombre de todos sus medicamentos (incluyendo vitaminas y suplementos) y qué tan seguido los toma. No se olvide de escribir también las dosis (en mg) de cada medicamento.

En otra hoja, escriba estas tres preguntas:

  • ¿Cuál es mi problema principal?
  • ¿Qué debo hacer?
  • ¿Por qué es importante que haga esto?

Debajo de cada pregunta, escriba las respuestas que su doctor le diga.

Si sigue sin entender las respuestas, pídale a su doctor o a una enfermera que se las escriba. Y no olvide pedirle que explique las respuestas de un modo que usted pueda entender.

Si lo considera necesario, puede ir con un acompañante que también escuche las respuestas y lo ayude a recordarlas. O también puede escribir toda la información que le brinden.

Fuentes: Pregúnteme 3 cosas

¿Es una emergencia?

Cuando no puede ir a una cita con su doctor, probablemente crea que la única ayuda que tiene disponible es el servicio de emergencias de un hospital. El hospital es el mejor lugar al cual acudir cuando realmente tiene una emergencia médica. Pero en situaciones menos graves, puede usar la aplicación MyVirtualMPC a través de su teléfono o computadora para comunicarse con médicos locales que responderán todas sus dudas. Los médicos están disponibles de 9 a.m. a 9 p.m., los siete días de la semana. También tiene la opción de acudir a un centro de atención de urgencias.

¿Cómo puede saber cuál es el mejor lugar para llevar a su hijo?

Considere acudir a atención de urgencias si se trata de:

  • Un resfrío o tos que no ha mejorado en varios días o un resfrío que empeora, con fiebre
  • Una lesión leve por cortadura que probablemente requiera puntos de sutura
  • Una erupción, especialmente si se acompaña de fiebre
  • Un episodio de vómitos y diarrea que ha durado varias horas
  • Un caso de dolor de garganta bastante grave o problemas para tragar
  • Una fractura leve
  • Una picadura o mordida de algún animal
Pero le recomendamos llamar al 911 o acudir al servicio de emergencias si cree que es una emergencia médica. Se trata de una emergencia médica si:

 

  • Existen cambios significativos en el comportamiento, como confusión, adormecimiento, o la persona cada vez responde menos a estímulos externos
  • Presenta dolor de cabeza muy fuerte o vómitos que no se detienen, especialmente si sufrió un golpe o lesión en la cabeza
  • Hay sangrado incontrolable
  • Presenta problemas para respirar
  • Presenta dolor persistente, dolor severo o que va en aumento
  • Presenta diarrea severa o persistente

 

 

Cosas que debe saber

Los centros de atención de urgencias no requieren cita previa, y la mayoría están abiertos en horas de la noche y los fines de semana. Los centros de atención de urgencias pueden ofrecer servicios como radiografías o exámenes de laboratorio. En algunos casos, también pueden recetar medicamentos.

Fuentes: American Academy of Pediatrics; American College of Emergency Physicians; National Association for Ambulatory Care

Resfrío común e influenza

Tome la decisión correcta: Vacúnese contra la influenza, es su mejor defensa.

Aunque la temporada de gripe aún no está en pleno apogeo, puede protegerse vacunándose tan pronto como sea posible.

¿Quiénes deben recibir la vacuna?

Toda persona mayor de 6 meses debe recibir la vacuna contra la influenza o gripe. Es de gran importancia que toda persona considerada de alto riesgo reciba la vacuna.

Las personas de alto riesgo incluyen:

  • Niños menores de cinco años
  • Adultos de 65 años y más
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con patologías crónicas, como asma, diabetes, o enfermedades cardíacas
  • Todo aquél que viva o esté en contacto con alguna persona de alto riesgo también debe recibir la vacuna lo antes posible

La vacuna tarda algunas semanas en hacer efecto. Como la temporada de gripe puede extenderse hasta mayo, entre más pronto reciba su vacuna, mejor.

¿Qué más puede hacer?

Siga estos pasos para evitar el virus de la influenza, incluso si ya recibió su vacuna:

  • Lave sus manos con agua y jabón regularmente o utilice un gel sanitizante con base de alcohol
  • Evite en todo lo posible tocar sus ojos, nariz, o boca.
  • Manténgase alejado de las personas enfermas.

Es importante no transmitir los gérmenes a otras personas y saber cómo se propaga la gripe.

Cubra su nariz y boca con un pañuelo cada vez que estornude o tosa y deséchelo inmediatamente después. Si presenta síntomas similares a la gripe, quédese en casa hasta que pase más de 24 horas sin fiebre, sin tomar medicamentos para la fiebre.

Consejos para el correcto lavado de manos: Lave sus manos por al menos 20 segundos con agua tibia y jabón.

Uso de desinfectante para manos: Todo desinfectante para manos debe tener al menos el 60% de alcohol.

Conozca todos los datos acerca del coronavirus (COVID-19)

Los síntomas son muy similares a los de la gripe e incluyen fiebre, tos y dificultad respiratoria.

Si cree que estuvo expuesto, póngase en contacto con su médico inmediatamente. También puede coordinar una videoconsulta con un médico en la aplicación MyVirtualMPC.

Es importante que haga todo lo posible para protegerse del COVID-19.